¿Cómo detectar una intoxicación etílica aguda?

Beber alcohol es algo habitual en nuestra cultura. Pero lo que puede ser divertido en un momento, puede convertirse en una pesadilla al instante.

Y es que cada fin de semana cientos de personas llegan a urgencias con intoxicación etílica aguda.

No debemos olvidar que, aunque sea legal, el alcohol es una droga y no es bueno consumirlo en grandes cantidades. A la larga puede traernos muchos problemas y muy serios de salud.

Pero, ¿qué hacer si sospechamos que una persona ha bebido demasiado?

El café no ayuda, ni provocarle el vómito ni dejar que se duerma para que se le pase, lo que se considera coloquialmente como ‘dormir la mona’.

De hecho, esas maneras tradicionales de hacer que se te pase la borrachera pueden hacer más mal que bien. Particularmente, si la persona está experimentando un caso agudo de intoxicación etílica, lo cual puede ser complicado de identificar al principio.

Puede que solo hayan bebido unas cuantas copas, o muchas, pero esto no es siempre un indicador. Reconocer los síntomas de una intoxicación etílica aguda y saber qué hacer en ese caso, puede hacer que le salves la vida a alguien.

El alcohol es un veneno. Puede parecer inofensivo en pequeñas cantidades, pero a veces puede tener consecuencias letales.

Tu cuerpo solo puede procesar una unidad de alcohol por hora. Beber mucho en poco tiempo y el nivel de alcohol en sangre puede hacer que tu cuerpo no funcione correctamente.

Entre otras cosas puede ralentizar tus funciones cerebrales, hacerte perder el equilibrio, irritar el estómago, afectar a los nervios que se encargan de la respiración y la función cardiovascular, deshidratación que puede causar daño cerebral, bajar los niveles de azúcar en sangre, etc.

 

Los síntomas de intoxicación por alcohol

Es cuestión de minutos. En un momento la persona está simplemente embriagada y al siguiente la situación se puede convertir en un caso de intoxicación etílica aguda.

Estar al tanto de los síntomas es crucial, porque si una persona a tu alrededor sufre de intoxicación etílica aguda, no estará en estado de darse cuenta ni pedir ayuda.

Los síntomas principales son:

  • confusión
  • pérdida de la coordinación
  • vómitos
  • convulsiones
  • respiración irregular o lenta
  • palidez en la piel
  • baja temperatura corporal (hipotermia)
  • estar consciente pero no responder
  • inconsciencia, desmayo

 

Saber qué NO hacer

La intoxicación etílica aguda puede ser extremadamente peligrosa. Tus mejores intenciones pueden hacer que la persona afectada empeore. Lo que nunca hay que hacer es:

  • NUNCA dejar que la persona ‘duerma la mona’. La cantidad del alcohol en sangre puede seguir subiendo aunque la persona ya no esté bebiendo y esto puede ser muy peligroso si la persona está dormida.
  • Hacer que beba café. El alcohol deshidrata el cuerpo. El café hará que el cuerpo se deshidrate aún más. La deshidratación puede causar daños permanentes en el cerebro.
  • Provocarles el vómito. El reflejo vomitorio no funcionará bien en ese estado y puede causar que la persona se ahogue.
  • Hacerles caminar. El alcohol es un depresor del sistema nervioso, lo que puede ralentizaar las funciones cerebrales y afectar al equilibrio. Esto puede causar accidentes y caídas.
  • Ducha fría. El alcohol baja tu temperatura corporal, una ducha fría puede causar hipotermia en estos casos.
  • Dejar que beban más alcohol. El nivel de alcohol en sangre puede llegar a ser peligrosamente alto.

No hay cantidad mínima de alcohol que pueda causar una intoxicación etílica. Si sospechas que alguien puede estar sufriendo una intoxicación etílica, no esperes a ver todos los síntomas antes de actuar.

Incluso si tienes dudas lo mejor es llamar a una ambulancia o pedir ayuda.